Cómo Saber si una Bombilla de Bajo Consumo está Fundida

¿Te estás preguntando cómo saber si una bombilla de bajo consumo está fundida? En algunas ocasiones cuando encendemos la luz podemos ver que se apaga luego de desprender una luz brillante o que simplemente no encienda, casos en los que es normal preguntarnos si se ha fundido o si sigue funcionando y hay otro problema.

En este artículo nos vamos a encargar de analizar información que te puede ser muy útil para saber si la bombilla de esa habitación está fundida o por qué no enciende como debería.

¿Cómo saber cuando una bombilla se ha fundido?

Cómo saber si una bombilla de bajo consumo está fundida

Más artículos que te pueden interesar:

Bombillas incandescentes

En el caso de las viejas bombillas incandescentes lo único que tenemos que hacer es ponerlas contra la luz en transparencia y ver si se ha desprendido el filamento con el contacto. Ten en cuenta que cuando el filamento interior se rompe se electrocutará.

Con respecto a las bombillas de vieja generación, para ver si están fundidas, lo mejor es usar un probado analógico, el cual se va a encargar de verificar que haya continuidad en la resistencia. El motivo de esto es que este tipo de bombillas no muestran signos visibles de forma inmediata. Para hacerlo debemos de poner el comprobado en modo de ohmnios a una escala de 100 ohmios.

Una vez hecho esto, tienes que colocar la prueba roja en el filamento interior de la bombilla y luego pones la punta negra en la parte inferior de la bombilla. Entonces no tocas los consejos del probador, ya que te estarás arriesgando a frustrar el resultado de la medición. Cuando el resultado que se lee en el probador es de 0 ohmnios, esto quiere decir que la bombilla está fundida. Esto se debe a que ya no hay una continuidad en el filamento interior. Esté método es recomendado con las bombillas de bajo consumo y neón.

Si no tienes el comprobador analógico, entonces lo que puedes hacer para verificar si está fundida es poner la bombilla en otra lámpara. Recuerda que antes de hacerlo tienes que desconectarla de la alimentación de energía, desmontar la bombilla con cuidado y luego montarla para ver los resultados. En caso de que no encienda, esto quiere decir que la bombilla tiene que ser reemplazada.

A veces, sin embargo, puede llegar a ocurrir que la bombilla esté mal puesta en la lámpara o portalámparas, así que en algunas ocasiones el hecho de que no encienda no quiere decir que esté fundida. Es por eso que, siempre tendrás que asegurarte de que esté bien enroscado de la parte inferior.

Ahora que ya te explicamos cómo saber cuando hay una bombilla de bajo consumo fundida, te vamos a hablar de las bombillas LED, que son una opción más popular actualmente.

Bombillas LED

En el caso de las bombillas LED es diferente, así como con las de ópalo, porque en el caso de estas bombillas no podemos analizar su interior.

Entre las distintas razones por las que puede fallar o no encender, podemos destacar el hecho de que en estas bombillas se involucra la interrupción de algunos componentes internos que se pueden quemar, pero no dejan ningún rastro negro de quemadura. 

Es normal que algunas bombillas presenten un color negro o amarillento cuando se queman, en la parte en donde el hilo que se conectar con el portalámparas.

¿Por qué es importante elegir la bombilla adecuada?

Las bombillas de nuestros hogares suelen representar hasta el 18% del gasto de energía, mientras que en las oficinas estas representa hasta un 30% del gasto. Sin embargo, eligiendo las bombillas adecuadas podemos llegar a ahorrar hasta un 80% de la energía, por lo que no deberemos de tener muchas complicaciones al respecto.

Para poder elegir la mejor bombilla primero debes de enfocarte en los lúmenes, ya que esta es la medida de la potencia. Una bombilla LED por lo general genera entre 60 lúmenes y 90 lúmenes, por lo que tendremos que calcular que una bombilla LED de 15 W puede ofrecernos una potencia de hasta 1050 lúmenes. Que esto es lo que suele generar una bombilla halógena de 65 W. Ahora ya tienes claro cómo saber si una bombilla de bajo consumo está fundida.