Bombillas e Iluminación

Bienvenido a Bombillas.pro, tu tienda online especializada en bombillas, aquí encontrarás cualquier tipo de bombilla que necesites para tu coche, moto, camión, caravana, para el hogar (interior / exterior), etc.

No importa si buscas una bombilla LED, halógena, Xenon, para tu casa, tu comercio… Seguro que la tenemos… 😉

Somos un sitio web independiente que realiza reseñas y análisis de bombillas y artículos para la iluminación, para recomendarte en todo momento lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Bombillas.pro – Análisis independiente de bombillas y artículos para la iluminación

En muchas ocasiones no le damos la importancia que realmente tiene a la hora de elegir una bombilla, de ello puede depender por ejemplo si conducimos un vehículo (nuestra seguridad), o si es para nuestro hogar, que una vez la tengamos colocada nos demos cuenta que no da tanta luz como creíamos o que no da el tono de luz deseado.

Para que todo esto no te ocurra, aquí encontrarás una amplia comparativa de bombillas, donde te daremos datos precisos de cada modelo (temperatura de color, potencia, brillo, durabilidad…).

Según tipo de bombillas

Lámparas

Lamparas

Bombillas LED

La principal características de este tipo de bombillas es su increíble capacidad de ahorro de energía, según el modelo elegido puede llegar hasta el 80%, esto representa un ahorro considerable.

No contienen mercurio, por lo que no son perjudiciales para la salud y más respetuosas con el medio ambiente.

Actualmente las bombillas LED disponen de la tecnología más avanzada y segura del momento, lo que además las lleva a una duración más elevada.

Se pueden emplear tanto en nuestro vehículo (produciendo un aumento de la visibilidad) como en nuestro hogar o negocio, donde se pueden conseguir diferentes  estilos de iluminación (blanco cálido, blanco frío…).

Sustituir una bombilla incandescente por una LED es muy, muy sencillo, basta con cambiar una por la otra y listo, no se necesitan hacer cambios eléctricos. Lo único que tienes que tener en cuenta es elegir la bombilla LED que tenga la  misma base que la antigua.

Por ejemplo si quieres una bombilla LED para tu casa con casquillo fino, deberás elegir una bombilla LED tipo E14 y si buscas una bombilla con casquillo grueso, entonces el modelo que tienes que elegir es la E27.

Equivalencias entre bombillas halógenas / Incandescentes / LED (potencia y ahorro de energía)

Bombilla incandescente / halógenaBombilla LEDAhorro de energía
PotenciaEquivalente a:Aproximado
40 w4 w80%
55 w7 w80%
60 w8 w80%
80 w9 w80%
100 w12 w80%
110 w15 w80%

Aquí tienes una pequeña muestra de nuestros artículos más leídos >>

(Nota muy importante) Bombillas LED para nuestro vehículo

En el caso de que quieras unas bombillas LED para tu coche, camión, moto, caravana, etc., si no quieres tener problemas a la hora de pasar la Inspección técnica de vehículos (ITV), debes tener en cuenta lo siguiente.

  1. Es muy importante utilizar bombillas LED homologadas.
  2. No es suficiente con sustituir nuestra antigua bombilla por una LED homologada para pasar la ITV.
  3. Si las luces que deseamos sustituir son de los faros traseros (Adelante) no existe problema alguno, colocamos las nuevas y a circular, evidentemente siempre que las bombillas LED que vayamos a colocar estén homologadas, y se respeten los catadióptricos, además no tendrás que acudir a la ITV para validar el cambio de bombillas.
  4. Cuando se trata de los faros delanteros de nuestro vehículo, la cosa se complica un poco más. Si tienes unos faros homologados para bombillas LED, simplemente cambiamos las bombillas y listo.
  5. Pero si tu vehículo tiene faros homologados para bombillas halógenas, la cosa cambia, en tal caso además  tendremos que cambiar los faros, y ese pequeño detalla que no parece gran cosa, la ITV lo considera una reforma importante.
  6. Para homologar el cambio y poder  pasar la ITV, necesitaremos presentar en la inspección la documentación pertinente ( Un certificado de colocación de los faros realizado por el taller que nos hizo el cambio y un informe de conformidad emitido por el fabricante de  nuestro vehículo).
  7. Esto se debe a que cada faro está homologado para un tipo de bombilla en particular, y si decidimos cambiar e instalar un  tipo de bombilla distinta en vez de la homologada para dicho faro, la itv lo considerara un defecto grave.

Así que recuerda, cuando oigas bombilla LED homologada (no será suficiente), tendrás que tener en cuenta si los faros de tu vehículo también lo están.

Deja de usar tubos fluorescentes

Como puedes observar somos fans de las bombillas LED… 😉

Como habrás podido comprobar, seguro que en más de una ocasión, a los tubos fluorescentes tienen más dificultad para encenderse, que cuando lo hacen generan ruido y que sobre todo necesitan sustituirse bastante a menudo, debido a que su vida útil es bastante corta.

Además de que contienen algunas sustancias tóxicas en el interior del tubo y de que consumen bastante más energía que una bombilla LED estándar.

Por todo esto te recomendamos en todo momento comprar tubos LED en vez de los tubos fluorescentes.

Tubos LED

Es tan sencillo como comprar un Tubo LED y sustituir el antiguo tubo fluorescente. Esto es porque tienen las mismas medidas y tipo de conexiones. (Basta con girar el tubo antiguo para quitarlo y colocar el tubo LED en su lugar y volver a darle un medio giro para que quede en su sitio).

Estos no hacen ruido, no parpadean al encender, son de bajo consumo (hasta un 65 % menos), y lo mejor de todo es que duran hasta 5 veces más que un tubo fluorescente convencional.

Paneles LED

Si quieres un poco más de luz, no te preocupes, los paneles LED es lo que estás buscando. Se pueden colocar sustituyendo a los tubos fluorescentes o los tubos LED.

Algunos paneles LED consumen mucho menos energía que un tubo fluorescente e incluso puede llegar a consumir menos que un tubo LED.

Por ejemplo un panel de LEDS de buena calidad consume aproximadamente 29 W, para obtener la misma potencia con tubos necesitaríamos unos 4 tubos fluorescentes que tendrían un consumo de 75 W aproximadamente. Como ves, con un panel LED podemos sustituir a 4 tubos fluorescentes, lo que representa un ahorro de energía, con lo que podrás recuperar tu inversión rápidamente.

Por no contar que los balastos que se emplean tanto en los tubos fluorescentes como en los tubos LED, tiene ligeras pérdidas de energía, lo que hace que lleguen a ser un poco menos eficientes. Algunos paneles LED (los de más calidad), incluyen un controlador (factor de alta potencia), lo que significa que prácticamente no se producen pérdidas de energía.

Los paneles LED tienen una (UGR), relación de deslumbramiento unificada menos que la de los tubos fluorescentes o LED. La UGR no da la cantidad de ceguera producida cuando miramos a la luz directamente. Cuanto menor sea la ceguera (deslumbramiento) mejor será. Los paneles de mejor calidad ofrecen una UGR siempre por debajo de 19. Esto lo consiguen debido a que la pantalla que recubre este tipo de paneles LED tiene forma de  micro diamantes que pueden reflejar la luz en cualquier dirección generando una luz más neutra.

Si todavía no estás muy convencido sigue leyendo… 😉

  1. Vida útil de un tubo fluorescente: Dependiendo del número de veces que lo encendamos y de la temperatura ambiente, la vida media está sobre las 6000 horas pudiendo alcanzar las 10000 horas.
  2. Vida útil de un Tubo LED: 50000 horas (no hay más que contar, pásate al LED).
  3. Vida útil de un panel LED: Los de mejor calidad pueden alcanzar las 69000 horas, son herméticos, por lo que la suciedad y la humedad nos les afecta.

Equivalencia de vatios entre tubos fluorescentes y tubos LED

Tubo fluorescenteTubo LEDLumenes
12 w6 w350 – 450
14 w7 w450 – 600 
18 w9 w600 – 800 
20 w10 w740 – 850 
30 w 14 w 1000 – 1100
36 w18 w1200 – 1450 
58 w25 w 1800 – 2000
70 w30 w2150 – 2600

¿Dónde se tiran las bombillas usadas LED, bajo consumo, filamento?

Las bombillas son un objeto que está presente en todos nuestros hogares y son fundamentales para llevar a cabo nuestra vida diaria pues son las que mediante el suministro eléctrico nos proporcionan luz. Sin embargo, llega un momento en el que tenemos que deshacernos de estos objetos porque, a pesar de que tienen una vida útil bastante larga, se echan a perder. Al momento de tirar una bombilla, es necesario tener en consideración varios factores para poder hacerlo de manera correcta, especialmente si queremos reciclarlas, pues no todos los tipos de bombillas están hechas del mismo material y, en consecuencia, no todas las bombillas van al mismo contenedor.

El reciclaje es una buena opción para desechar estos objetos, puesto que a pesar de que con el desarrollo de nuevas tecnologías las bombillas tienen una eficiencia energética mucho mejor y su vida útil es notablemente más larga, tirarlas sin mayores precauciones, como se hace con gran parte de la basura doméstica,  puede generar daños graves en el medio ambiente.

Por lo general las bombillas están compuestas por una parte de vidrio, una parte de plástico, otra de metal y en algunos casos,  incluso contienen gases dentro de ellas, los cuales pueden ser nocivos para animales y también para ecosistemas según diferentes organizaciones relacionadas a temáticas medioambientales. Es debido a la diversidad de materiales y partes que componen las bombillas que la primera recomendación para tener en cuenta al momento de reciclarlas es no  ponerlas en los contenedores de reciclaje de vidrio.

Tipos de bombillas y cómo reciclarlas

A lo largo de los años, las bombillas han evolucionado, por lo que existen diferentes tipos de ellas disponibles en el mercado. Aquí, se dividirán entre las bombillas que sí se pueden reciclar y aquellas que no.

Bombillas reciclables

  • Bombillas de descarga: las bombillas de descarga son aquellas que utilizan un gas en su interior para generar la luz, a diferencia de las bombillas de filamentos cuyo método de generación de luz es mediante el uso un metal sólido para poder generar la corriente de luz. Este tipo de bombillas se deben reciclar en puntos limpios o centros de reciclaje, separando previamente las partes de diferentes componentes.
  •  Bombillas fluorescentes: por lo general, las bombillas fluorescentes, que están dentro de la categoría de bombillas de descarga, tienen forma de tubo, el cual es de vidrio y su interior está revestido con una sustancia fluorescente. Así mismo, dentro del tubo hay vapor de mercurio a baja presión. Para poder reciclar este tipo de bombilla, es necesario recuperar y separar todas sus partes de diferentes materiales y depositarlos donde corresponda. El proceso de reciclaje es importante que se haga correctamente para evitar la liberación del mercurio en el medio ambiente para no dañar los ecosistemas. Es importante mencionar que las bombillas compactas fluorescentes, las cuales tienen el mismo sistema ya descrito, también se pueden reciclar siguiendo las mismas instrucciones.
  • Bombillas LED: este tipo de bombillas, a diferencia de las que se describieron en el punto previo, no usan gas en su interior para generar luz, sino que diodos, los cuales son su fuente lumínica. Estas bombillas, además de ser de alta eficiencia energética y de larga vida útil, se pueden reciclar sin mayores problemas en cualquier punto limpio o centro de reciclaje cercano.
  • Luminarias: aquellas luminarias que estén compuestas por una o más bombillas también deben reciclarse. Se debe reconocer el tipo de bombilla que usa la luminaria y seguir las recomendaciones de separar todos los componentes para reciclarlos de la manera más segura y correcta posible.

Bombillas que no se pueden reciclar

En contraposición a los tipos de bombillas anteriores, existen otros tipos de ellas que no se pueden reciclar. Por esta razón, en algunas partes del mundo el uso de estas ha sido restringida o directamente prohibidas, por lo que ya no se producen, como es el caso de Europa en los últimos años.

  • Bombilla de filamentos: este tipo de bombillas, también conocidas como bombilla incandescente son aquellas que usan un metal sólido para poder generar la luz. A pesar de ser estéticamente llamativas, estas bombillas son de las primeras en ser inventadas y, en consecuencia, tienen grandes desventajas para el medio ambiente pues su consumo considerablemente alto si se compara con bombillas de otros tipos más modernas y, además, no se pueden reciclar. Actualmente, el mercado ofrece bombillas decorativas que imitan las bombillas de filamentos, pero son LED, por lo que su eficiencia energética es mucho más alta y se pueden reciclar siguiendo las recomendaciones de separación de compuestos que ya se discutió anteriormente.
  • Bombillas halógenas: al igual que la bombilla de filamentos, estas no se puede reciclar. Las bombillas halógenas, que se consideran la evolución de las bombillas de filamentos, están compuestas por partes de vidrio, plástico, metal y contiene gases halógenos (de ahí el nombre). Sin embargo, aunque son una mejora de las bombillas incandescentes, tampoco es posible reciclarlas.

En resumen, se pueden reciclar siguiendo las recomendaciones de separación de componentes las bombillas de descarga, fluorescentes, fluorescentes compactas, LED y las luminarias que utilizan las bombillas ya mencionadas. Por el contrario, no se pueden reciclar las bombillas de filamentos y las halógenas. Si en casa tienes estas bombillas que no se pueden reciclar o, simplemente no tienes puntos limpios o centros de reciclaje a los cuales acceder de manera directa, el ingenio y la reutilización también son una muy buena opción para darle una nueva vida útil a las bombillas que ya no sirven.