Cuáles son las Bombillas que Menos Consumen

Está claro que con todas las opciones que tenemos disponibles actualmente hay muchas personas que se preguntan cuáles son las bombillas que menos consumen y que además se pueden ajustar a la perfección a sus necesidades específicas.

Con los tiempos que corren no es difícil imaginar por qué muchas personas tienen el objetivo de ahorrar en la factura de luz, algo que se puede conseguir utilizando los productos más eficientes. Las bombillas fluorescentes de bajo consumo son una buena opción, pero lo cierto es que las bombillas LED se han convertido en la mejor opción que podemos encontrar actualmente.

Muchas personas están interesadas en comprar bombillas LED pero suelen desanimarse cuando ven que estás son más costosas que las bombillas convencionales. Sin embargo, debes de tener en cuenta que en la actualidad podemos encontrar una gran cantidad de rangos de precios y modelos con características diferentes, por lo que en realidad hay varios detalles que se deben de tener en cuenta al momento de elegir la mejor bombilla para nosotros.

Cuáles son las bombillas que menos consumen

Más artículos que te pueden interesar:

¿Por qué deberías de comprar una bombilla LED?

Está claro que si quieres saber cuáles son las bombillas que menos consumen, siempre debes de tener en cuenta las ventajas que nos ofrecen las bombillas LED, ya que actualmente son consideradas como los modelos de bajo consumo por excelencia, los cuales basan su funcionamiento en la inclusión de diodos emisores de luz, por lo que no son fluorescentes como suele ocurrir con las bombillas convencionales que se encuentran en la mayoría de los hogares.

Asimismo, debemos de tener en cuenta que las bombillas LED son las más eficientes al producir luz, las cuales en realidad alcanzaron hasta un 80% de ahorro con respecto a las bombillas convencionales incandescentes, lo que quiere decir que tienen una gran ventaja con respecto a la reducción de consumo que estas representan. Para que lo tengas más claro, ten en cuenta que una bombilla LED de 14 W equivale a una bombilla incandescente de 100 W y a una bombilla de bajo consumo de 20 W.

Pero eso no es todo, ya que además de una mejor eficiencia, podemos destacar el hecho de que la tecnología LED tiene un tiempo de vida útil mucho más largo, el cual generalmente suele encontrase alrededor de las 40.000 horas de uso, aunque algunos modelos ofrecen hasta 60.000 horas de uso, ya que esto puede depender de la calidad de bombilla que estés comprando.

Por otro lado, también podemos destacar el hecho de que cuenta con otras ventajas que terminan siendo significativas, como puede ser el hecho de que este tipo de bombillas goza de encendido instantáneo, lo que quiere decir que desde un inicio encenderá con el 100% de la intensidad a la que esté configurada

Por si lo anterior fuera poco, también podemos decir que podemos regular su intensidad e incluso personalizar el color de iluminación, lo que nos permite ajustar la iluminación a nuestro gusto y dependiendo del ambiente que haya actualmente en la habitación.

Teniendo en cuenta que son las bombillas que menos consumen y que tienen una serie de ventajas bastante interesantes, ya debes de tener más claro por que este tipo de bombillas son una excelente opción.

Sin embargo, debes de tener en cuenta que, salvo en espacios públicos o entornos empresariales, lo cierto es que el cambio de bombillas LED puede no suponer un ahorro que se amortice a corto plazo (en un hogar se amortiza cerca de los 10 años), por lo que se recomienda hacer el cambio cuando se tenga que hacer el reemplazo o si se desea aprovechar sus características más allá del ahorro.

¿Cómo elegir la mejor bombilla LED para ti?

las bombillas que consumen menos

Al momento de tomar la decisión sobre cómo elegir la mejor bombilla LED para ti, debes de tener en cuenta varios aspectos, como puede ser el caso del precio, casquillo y diseño, aunque hay otros aspectos que tienen cierta relevancia y que debemos de tener en cuenta.

Ahora vamos a destacar algunos de los aspectos principales que consideramos que debes de tener en cuenta al momento de elegir la mejor bombilla LED para tu hogar u oficina:

  • Equivalencia en vatios: hace referencia a la potencia equivalente de una lámpara incandescente sobre la producción de luz.
  • Potencia: esta se mide en vatios y nos indica el consumo de la bombilla. En el caso de las bombillas LED la correspondencia de potencia y la luz que se genera no es tan directa. Pero entre menor sea, menor será el consumo de la bombilla.
  • Eficiencia en lúmen: sin duda alguna es muy importante al momento de elegir una bombilla LED. Por lo general se encuentra entre 40 Lm/w y 90 Lm/w, aunque en realidad lo más recomendable es elegir una que se encuentre debajo de los 60 Lm/w.
  • Clase de eficiencia energética: de la misma forma que sucede con los electrodomésticos, se trata de una forma visual de conocer la eficiencia que nos ofrece la bombilla.
  • Ciclos de encendido: se trata del número de veces que se puede encender y apagar la bombilla antes de que pueda empezar a presentar fallas.
  • Vida útil: en pocas palabras, nos indica el número de horas que podemos utilizar la bombilla LED y que siga funcionando de forma correcta.
  • Tiempo de encendido (precalentamiento): se trata de la cantidad de tiempo que tiene que pasar hasta que la bombilla alcance el 60$ de su luminosidad. Las bombillas LED tiene un tiempo de encendido instantáneo.
  • Regulable: cuando se utilizará una bombilla con regulador, tendremos que asegurarnos de que será compatible, algo que tiene que ser indicado por el fabricante.
  • Mantenimiento de flujo luminoso: nos indica el porcentaje de flujo luminoso que le fabricante nos asegura cuando han transcurrido ciertas horas de la vida útil de la bombilla en las condiciones óptimas. En este aspecto podemos decir que la cifra recomendada suele ser de 0.7.
  • Temperatura de color: esta se tiene que medir en grados kalvin y debe de corresponder al tono de luz que una fuente de luz. Entre más alta sea, más fía y más azul se verá la fuente.
  • Ángulo de luz: hace referencia al ángulo de apertura del haz de luz. Dependiendo del tipo de iluminación que estemos buscado (concentrada o más amplia) tendremos que fijarnos en este dato.
  • Índice de rendimiento/reproducción cromática: este es una de las mayores ventajas que nos ofrecen las bombillas LED, el cual además está relacionado a la calidad de luz que produce. Nos indica la fiabilidad de la luz en comparación a la luz natural. Suele indicarse entre el 0 y el 100, entre más alta y mayor calidad de luz nos pueda proporcionar la bombilla LED. Se recomienda que sea de menos de 80.

Ahora ya sabes cuáles son las bombillas que menos consumen y como puedes elegir la mejor bombilla LED, por lo que en este sentido ya no deberías de tener muchas dudas al respecto para poder hacer una buena compra.