Bombillas que No se Calientan, Todo lo que Necesitas Saber

¿En realidad hay bombillas que no se calientan? Si en tu casa toda la vida has usado bombillas convencionales ya debes de tener muy claro que esas suelen calentarse bastante, al punto de que es imposible agarrarlas con las manos cuando están o han estado encendidas recientemente.

Debes de saber que este problema se encuentra en las bombillas incandescentes, las cuales generan luz a partir de calor, motivo por el que también son las opciones menos eficientes en la actualidad. Por otro lado, nos encontramos con las bombillas LED, las cales destacan por varias razones, entre las que podemos destacar un menor consumo energético.

Entre las principales ventajas que tienen las bombillas LED podemos resaltar el hecho de que tienen un tiempo de vida muy superior en comparación a las bombillas convencionales, un aspecto que no se debe de pasar por alto. Sin embargo, esto no quiere decir que no generen nada de calor, ya que debemos de tener claro que las bombillas LED también se calientan.

Bombillas que no se calientan

Más artículos que pueden interesarte:

Las bombillas incandescentes se sobrecalienten

Tal y como hemos adelantado anteriormente, cuando estamos hablando de bombillas que no se calientan sin duda alguna no podemos hablar de las incandescentes, ya que las bombillas incandescentes se calientan demasiado para poder generar luz.

Es muy probable que en más de una ocasión has estado presente en una habitación cuando se ha fundido la bombilla y al querer cambiarla te habrás quemado un poco la mano.

Como ya mencionamos, esto se debe a la misma forma en la que funcionan, ya que el filamento de tungsteno se te tiene que calentar en el interior de la bombilla con la electricidad. Es por eso que terminan generando mucho calor para poder iluminar.

De hecho, podemos decir que en este tipo de bombillas el 90% de la electricidad se utiliza para generar calor y el 10% restante se usa para producir luz. Esta es la razón principal por la que se calientan y por la que son bombillas muy poco eficientes.

Se debe de tener en cuenta que el calor termina reduciendo el tiempo de vida útil de la bombilla alrededor de 800 y 1200 horas, por lo que está claro que es un detalle importante que se debe de tener en cuenta. Los filamentos de las bombillas se calientan y pierden la resistencia eléctrica, además de que esto representa un gran consumo de energía y hace que la bombilla se tenga que cambiar frecuentemente.

Las bombillas LED también se calientan, pero no igual

De cierta forma podemos decir que no existen las bombillas que no se calientan, pero si podemos encontrar bombillas que se calientan muy poco, como es el caso de las bombillas LED.

Está claro que la iluminación LED también genera calor, de la misma forma que cualquier otro dispositivo que consuma electricidad. Sin embargo, debemos de tener en cuenta el hecho de que las bombillas LED no se calientan de la misma forma que las bombillas incandescentes. Esto permite que las bombillas LED puedan estar encendidas por mucho más tiempo sin que su tiempo de vida útil se vea afectado por el calor.

Esto se debe a que cuando la electricidad circula por el semiconductor, produce un mínimo de calor, por lo que en realidad es muy difícil que se calienten. Esto gracias a que la tecnología con la que funcionan es realmente diferente. En este caso las luces LED no se pueden quemar de la misma forma que sucede con las bombillas convencionales.

Como puedes ver, aunque si generan cierta cantidad de calor, podemos decir que las bombillas que no se calientan con las LED, ya que su funcionamiento hace que el calo generado sea mínimo.