Por qué Explotan las Bombillas

¿Quieres saber por qué explotan las bombillas? En este artículo nos vamos a asegurar de repasar todo el tema a fondo para asegurarnos que tengas absolutamente toda la información que puedes necesitar sobre este tema.

Lo primero que debes de tener en cuenta es que la gran mayoría de los proyectores utilizan bombillas de mercurio de alta presión. Son bombillas que generan luz desde un arco eléctrico entre dos electrodos de wolframio, algo que sucede en el quemador de la lámpara.

Este quemador es de cristal de cuarzo y en él se puede encontrar una mezcla de gas que tiene una presión interna de hasta 250 atmosferas y que se encuentra a una temperatura aproximada de 1300° Celsius. Hay algunos momentos en los que el quemador de la lámpara puede llegar a explotar. Por lo general, la construcción de estos proyectores suele estar diseñada para poder soportar una posible explosión, por lo que el proyector no se debería de dañar. Sin embargo, está claro que lo más recomendable es evitar que explote.

Por qué explotan las bombillas

Más artículos que no deberías perderte:

¿Cuáles son los motivos por los que se puede presentar una explosión?

 Si quieres saber por qué explotan las bombillas está claro que tenemos que profundizar en los distintos motivos por los que se puede presentar una explosión:

Defecto de fábrica de la bomba

Está claro que un error durante la fabricación de la bombilla puede llegar a provocar la explosión, sobre todo en el caso del cristal quemador, el cual puede llegar a ser más fino en una parte o puede llegar a presentar micro fisuras.

Cuando la bombilla está en funcionamiento la presión interna aumenta notablemente, por lo que es normal que la parte más fina termine por explotar al no soportar la presión.

Sin embargo, debes de tener en cuenta que cuando se trata de una explosión por error de fábrica esta suele presentarse durante los primeros minutos de uso. Además de que por lo general se trata de un problema de fábrica que suele estar cubierto por la garantía del producto.

Ten en cuenta que no es un problema que se presente con bastante frecuencia, ya que la mayoría de los fabricantes dejan encendidas sus bombillas durante un tiempo.

Por un error durante la instalación (tocar la bombilla con las manos sin protección)

Uno de los errores más comunes que suelen presentarse durante la instalación es tocar la bombilla sin guantes, sobre todo el interior de las bombillas, como es el caso del quemador y de las partes cercanas.

Este es un problema que ocasiona que en la bombilla se quede una huella de grasa que se calienta más que el resto de la bombilla. Cuando se dilata crea una tensión interna entre las distintas partes, a diferentes temperaturas, por lo que esto puede llegar a provocar que se rompa el cristal.

Suele ser un problema común cuando se remplaza la bombilla de una lámpara con carcasa. Es por eso que siempre que vayamos a cambiar una bombilla se recomienda utilizar guantes. Esta es la mejor forma de evitar que se presente este problema.

Malas condiciones de funcionamiento

En algunas ocasiones, a pesar de que la bombilla no presente ningún problema de fábrica, es posible que, durante su funcionamiento, el cristal quemador se llegue a debilitar en algunas partes, sobre todo por lamas condiciones de funcionamiento.

Entre las principales razones por las que se puede presentar este problema podemos destacar las siguientes:

  • Uso muy frecuente o continuo de la lámpara
  • Encendido y apagado frecuente del proyector
  • Vibraciones mecánicas que afecten la lámpara y su funcionamiento cuando se caliente
  • Poco tiempo de enfriamiento de la lámpara luego del apagado del proyector
  • Una temperatura baja

La bombilla no se enfría lo suficiente

Debes de tener en cuenta que, en el caso de las bombillas de proyectores, cuando se encuentran en un ambiente ene l que hay polvo y humo, o cuando se presentan malas condiciones de uso, esto puede llegar a ocasionar la obstrucción de los filtros, lo que al mismo tiempo incide con el enfriamiento insuficiente de la lámpara.

Es por eso que se debe de detectar a tiempo el recalentamiento de la lámpara, apagarla y enfriarla. EN realidad, esto es algo que no siempre ese cumple en la práctica, por lo que es normal que una lámpara sobrecalentada se termine reventando.

La lámpara ha alcanzado el fin de su vida útil

por que exploto mi bombilla

Un aspecto muy importante que no debes de pasar por algo es que la lámpara del proyector nunca debe de usarse más del tiempo indicado, ya que se tiene que reemplazar en cuanto el proyector haya avisado sobre el final de la vida útil de la lámpara. Esto es importante para saber por qué explotan las bombillas.

No es nada recomendado reiniciar el contador de la vida útil de la lámpara y seguir usando la lámpara vieja, ya que esto simplemente aumenta el riesgo de que la lámpara llegue a explotar. Debes de tener en cuenta que con el funcionamiento de la lámpara se reduce el material de los electrodos que hay en el quemador, aumentando el espacio que hay entre ellos

Entre mayor sea el espacio que hay entre ellos, mayor será la tensión para crear y mantener el arco eléctrico. Es por eso que cuando está llegando el final de la vida útil de la lámpara, la tensión que se necesita para crear el arco entre los electrodos es más alta que lo que puede soportar la lámpara. El electrodo va a arrancar y seguirá calentando la mezcla gaseosa dentro del quemador de la lámpara hasta el punto de explosión del quemador.

¿Cómo se puede prevenir la explosión de la bombilla?

Ahora que ya conoces los distintos motivos de por qué explotan las bombillas, es posible que te estés preguntando cómo puedes prevenir que esto suceda. Bueno, en el caso de las bombillas del proyecto, lo único que tienes que hacer es evitar los errores que hemos mencionado anteriormente y seguir las instrucciones de uso del proyector.

¿Qué tienes que hacer cuando la lámpara se rompe?

Una vez que la lámpara se ha roto, lo que tienes que hacer es seguir los siguientes consejos:

  • El quemador de la bombilla contiene una leve cantidad de mercurio, es por eso que el proyector roto tiene que colocarse en un lugar con buena ventilación.
  • Es importante dejar enfriar por todo el tiempo que sea necesario.
  • Debemos de quitar la cubierta del espacio de la lámpara, sacar la carcasa, ponerla en una caja o una bolsa resistente que no se corte. De ser posible intenta quitar todos los fragmentos del lugar de la lámpara.

En caso de que hayan caído algunos fragmentos en las partes inaccesibles del proyector, lo más recomendable es llevar el proyector a un centro de servicio. Ahora ya sabes por qué explotan las bombillas.