Cómo Elegir Bombillas LED Correctamente

Actualmente nos podemos encontrar con muchas opciones disponibles en el mercado, entre las cuales nos encontramos con algunas que son modernas y mucho más eficientes. Es por eso que queremos hablar sobre cómo elegir bombillas LED correctamente, ya que lo cierto es que aún hay muchas personas que no están muy bien familiarizadas con ellas.

Entre las principales características que nos ofrecen las bombillas LED podemos destacar el hecho de que tienen una vida útil más larga y una mejor eficiencia, lo que quiere decir que iluminan por muchas más horas al mismo tiempo que consumen mucha menos energía, además de que en algunas ocasiones podemos elegir el color de la iluminación y distintos sistemas de tecnología que pueden mejorar nuestra experiencia de uso.

¿Qué debes de tener en cuanta antes de elegir?

Cómo elegir bombillas LED correctamente

Más artículos que te pueden interesar:

Hay una serie de aspecto que se deben de tener en cuenta al momento de elegir, como es el caso de los siguientes elementos:

  • Casquillo
  • Lúmenes (potencia)
  • Tecnología
  • Tono (grados kelvin)
  • Forma

Como ya debes de saber, las bombillas LED son mucho más eficientes, además de que reducen las misiones de CO2, por lo que actualmente son las opciones más populares y terminarán siendo el estándar.

Ahora vamos a profundizar más en cada uno de estos aspectos para asegurarnos de que realmente comprendas los distintos elementos que debes de analizar:

Casquillo

Una de las primeras cosas que debes de tener en cuenta es que en el mercado podemos encontrar distintos tipos de casquillos. Es por eso que resulta realmente importante saber qué tipo de casquillo utiliza nuestra lámpara al momento de buscar qué bombilla comprar.

Debes de saber que la letra nos indica el tipo de rosca, mientras que los números nos indican su diámetro.

En este caso debes de saber que por lo general los casquillos más comunes son los E14 (finos), E27 (anchos), GU10 y GU5.3 (empotrables y sin transformador). Puedes buscar más información específica sobre los distintos tipos de casquillos.

Tono de luz

Por lo general los tonos de luz suelen ser cálido (amarilla) y fría (blanca). Asimismo, debes de tener en cuenta que el tipo de luz es expresado en grados kelvin (K). Debes de tener en cuenta los siguientes aspectos sobre el tono de luz:

  • La luz cálida o amarilla nos ofrece una luz parecida al ambiente, por lo que es recomendada para los dormitorios, la sala de estar, comedores y recibidores. Las bombillas halógenas dan luz amarilla, encontrándose entre los 2.700 y 3.700 K.
  • La luz blanca neutra es la que se encuentra entre los 4.000 K, la cual generalmente es la que se utiliza en los baños y las cocinas.
  • La luz fría o blanca suele utilizarse en lugares muy oscuros, como puede ser una oficina, un garaje o un trastero. Estas suelen estar entre los 5.000 y los 6.500 K.

Potencia lumínica

Se trata de la cantidad de luz que emite una bombilla y está expresada en lúmenes (lm). Entre mayor sea la cantidad de lúmenes, entonces tendremos una mayor intensidad de luz.

Debemos de tener en cuenta que la potencia que se necesita puede variar dependiendo del número de luz que tengamos dentro de una habitación.

como elegir bombillas led

Formas

En realidad, la forma termina siendo un toque estético y puede variar dependiendo de la lámpara y de la parte en la que se coloque la bombilla, así como el estilo que nosotros mismos queramos darle a la misma.

Por lo general nos podemos encontrar con bombillas redondas, aunque hay otras formas muy populares, como es el caso de la fomra de vela, globo y espiral.

Durabilidad

Cuando hablamos sobre la durabilidad nos referimos al número de horas de emisión de luz que nos puede ofrecer la bombilla. Las bombillas LED son las que nos ofrecen una vida útil más larga (desde 15.000 hasta las 50.000 horas).

Luego nos encontramos con las bombillas fluocompactas (desde 10.000 hasta 20.000 horas), seguidas por las halógenas (entre 2.000 y 5.000 horas).

Consumo

El consumo se mida en vatios (W). Entre menos varios, menos consumo eléctrico y más ahorro en la factura de electricidad.

Cantidad de ciclos

Estamos hablando de él número de veces que se puede encender y apagar la bombilla. En este aspecto debemos de tener en cuenta que la bombilla LED tiene una mayor resistencia a encendidos y apagados, por lo que estos no afectan mucho su rendimiento.

Rapidez de encendido

Nos referimos al tiempo que tarda una bombilla en alcanzar su mejor rendimiento, es decir, en que se encienda por completo.

Las bombillas halógenas y LED se encienden de forma instantánea, mientras que las bombillas fluocompactas pueden tardar alrededor de los 20 y 60 segundos en encenderse por completo.

Ángulo de apertura

Se trata del haz de luz que nos ofrece la bombilla. Entre más pequeño sea el ángulo, su luz estará más focalizada en un punto específico.

Por ejemplo, 40° grados son suficiente para poder enfocar bien un cuadro, una vitrina u otros objetos; mientras que para iluminar una habitación completa se necesita un ángulo de 120° grados de apertura.

Ahora ya conoces los distintos detalles que debes de tener en cuenta cuando estés buscando que bombilla LED elegir. Recuerda que no todas las bombillas consumen los mismos vatios (W) aunque ofrezcan la misma intensidad de luz, por lo que en este aspecto las bombillas LED suelen ser la mejor opción.

Teniendo en cuenta toda la información que te hemos dado en este artículo ya deberías de poder elegir bombillas LED adecuadas para tus necesidades.